La melancolía de Munch

 

Ayer me enfrenté a tantas de esas certezas inciertas como las que siempre se postran ante mí. No fue hasta que estuve parado frente a un cuadro de 1×1 que lo entendí, el mundo fluye sin más.

Nosotros nos detenemos a observar la incertidumbre, los eventos; a encontrar y descubrir, a rememorar y suspirar; pero el mundo y la vida avanzan. El tiempo no es inmisericorde, el tiempo “es”, así como nosotros somos. Somos vida, somos alegría y tristeza, inseguridad y conflictos, temores y gozo, dicha y preocupaciones; somos ciegos y observadores, aprehensivos y despreocupados. Somos sueños e ilusiones, dudas y evasiones. Le damos sabor y agregamos contenido a la realidad, ya que la realidad sólo “es”, plana e insípida, sucede por suceder. No hay grandes explicaciones, razones divinas, explicaciones místicas ni planes preconcebidos. Somos coincidencias y hechos en potencia de acaecer.

La percepción de la realidad surge como reacción a las impresiones frente a la naturaleza, la sociedad y el movimiento. Las expresiones defienden un existir más personal e intuitivo, donde predominan los impulsos y las alteraciones. Las modificaciones inesperadas de las interacciones con terceros, con descontrolados e inercias desorbitantes. El deseo de control nos impulsa a querer aprehender todo con lo que interactuamos, como una reflexión interior plasmada en la realidad de la impresión del mundo y la vida. Eres ese impulso que descarrila, esa inercia que desvía, ese deseo que motiva. El instante que perdura en su disipada existencia. Eso eres, eso somos.

Los instantes son como el Bosón de Higgs, sabemos que existen porque estamos llenos de pruebas y señales de ello; pero los momentos son tan efímeros que no hay forma de detenernos y comprobar su existencia. Cuando ocurrieron y lo notamos, esos instantes pasaron y se fueron. No hay forma de detenerlos, atraparlos y decir: sucedió y existen. Pero sabemos que están, que ocurren, porque son la base de nuestras experiencias. Y nuestras vidas son un cúmulo de recuerdos y experiencias, de instantes grabados de forma imperfecta en el mar de la memoria.

Me encontraba, como siempre, preocupado por el pasado, el presente y el futuro. Pero la vida sólo es y eso me lo dijo Munch. Él se encontraba allí, enfrascado en la melancolía, en su melancolía mientras la realidad ocurría, subjetiva y relativa, insípida como siempre, modificada por nuestra visión surreal que usamos para adaptar la realidad a nuestras retorcidas percepciones. Era el sueño de lo que aún no ocurría, el sueño de las posibilidades, la fantasía desmitificada de la concepción. La valentía de quien interrumpe el sueño y exige un poco de candor y sensatez en medio del arrebato de pasión; eso es lo que sacude a uno, lo que se celebra, lo que se espera. Ese abrir los ojos ante la moralidad abyecta, ante las perversiones ocultas y los fetiches cohibidos. De eso se trata el movimiento detrás de la melancolía, de eso se trata la vida y la espera.

La vida es ese beso y esa caricia que nos aguantamos. La vida es todo lo que estaba escondido debajo de un vestido. La vida es esa mirada a nuestras manos entrelazadas. La gota que cayó sobre mi nariz, la lágrima que alguna vez limpié de tu rostro y las sonrisas que me regalaron. La vida son los sueños que no se han soñado, los recuerdos perdidos y los conflictos evadidos. Los momentos incómodos y la pasión reprimida. La vida es estar parado frente a la melancolía de Munch, sentirla y compartirla. La vida es interpretar la obra y la emoción de una persona muerta, y por unos instantes devolverle su vida. La vida es ese instante que compartimos. La vida es coincidir y coincidir es compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s