Morir es fácil, vivir no

En algún lugar leí o escuché y también lo pensé:

“La vida es más complicada que la muerte. Morir es fácil, vivir no.”

Esto es sumamente curioso, le tememos a la cosa más simple de la vida: la muerte.

Pero esta es una era marcada por el pragmatismo, por buscar simplificar las cosas, obtener mucho con poco esfuerzo, la vida fácil. Con una mentalidad así y un paquete de valores fundados en estas ideas, le tememos a la cosa más sencilla de la vida, al acto más simple: La muerte.

No hay nada más sencillo que morir.

Nuestra muerte es la única certeza de nuestras vidas. En un mundo lleno de incertidumbre, con una eterna búsqueda de respuestas, negamos la única respuesta verídica “nos vamos a morir”. No se que suceda si lo aceptamos y entendemos, pero no creo que sea algo malo, al menos no peor de la que ya sucede.

¿Por qué, siendo la vida tan complicada y la muerte tan sencilla, nos aferramos a la vida?

One comment

  1. Creo que muchas veces nos resignamos que eventualmente moriremos, pero realmente nunca se llega a una asimilación tal, si de por si nos cuesta asimilar la realidad y la vida per se, imagina algo de lo que nadie nos puede contar.
    Es simple incertidumbre de lo que pase después; estamos tan acostumbrados a una vida-difícil o fácil- que salir de ella nos mortifica más de lo que quisiéramos. Eventualmente, cuando alguien se va, nos cuesta acostumbrarnos y entenderlo, porque al final sabemos que todos dejaremos de existir…creo que esa idea a nadie le gusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s