El pasado no tiene tiempo

Cuando me enamoré por primera vez pensaba que recordaría ese romance como lo ves en una película o lo lees en los libros. Esperaba, dentro de varios años, poder trazar los momentos de mi vida con montajes musicales y secuencias de lo más destacable de cada instante de mi vida. Creía, inocente como era, que podría sentir sus labios como en aquel primer beso, que volvería a sentirme invadido por electricidad al rememorar el primer ‘te amo’. Imaginaba, iluso, que había memorizado cada detalle, cada palabra y cada gesto. Pensaba que nunca olvidaría el brillo en su mirada, la luz de su sonrisa ni la forma en la que acariciaba mi corazón con la mirada… Pero el pasado no tiene tiempo. 
 
Recuerdo su nombre y creo recordar nuestra edad pero no recuerdo la razón por la que nos separamos. Juntando todos los recuerdos estoy seguro de que sólo abarcan el 1% de nuestra relación. No es que no me importara, la quise con pasión y locura, han pasado los años y el tiempo disuelve la memoria.
 
 

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s