Hojas

Esperando fueron pasando las hojas. Las hojas de mi vida, aprovechadas o desperdiciadas dependiendo de la perspectiva. Los libros, las hojas de las vidas de otros, plasmadas en obras a las que se entregaron en cuerpo y alma, recorridas por mis ojos, son tiempo prestado. Por eso el tiempo ya no lo mido con tiempo, paso de lo intangible a lo tangible, el tiempo en mi vida se mide con hojas. Hojas en blanco es tiempo disponible, hojas usadas es el tiempo transcurrido, el pasado visible. El presente es la idea atorada en el espacio entre el futuro en blanco y el pasado escrito.

El conjunto de hojas usadas (escritas a mano, a máquina, impresas, digitales o simplemente garabateadas) y leídas, constituyen el tiempo transcurrido en mi vida. Las hojas vacías o sin leer, son las oportunidades que me depara el futuro.

Lamentablemente aquí tampoco puedo detener y manipular el tiempo a mi capricho, porque siempre hay hojas vacías y cada vez aparecen más hojas sin leer. Estoy a merced del papel. La única forma de detener al tiempo sería parando la producción en todo el mundo, no más papel, no más literatura; y leyendo todo lo que exista. Pero el mundo es muy grande y el conocimiento colectivo todavía más grande, entonces el tiempo sigue avanzando.

Hoja tras hoja las vidas pasan, se entrelazan historias, terminan historias y la pluma sigue, continúa trazando caminos y destinos, continúa pasando el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s