Vida, amante

Gracias, dulce amante,
por ser mi noche
aunque el pasado te olvide
el futuro te perdonará.


Mi ausencia será un recuerdo
de un sueño olvidado
vivido en la realidad
sacado de la nostalgia
escondido en la perpetuidad.


Lustra mis sonrisas
en tus memorias perdidas
borra mis entradas 
del diario de tu morada
agenda el reencuentro
en el momento que acaba el tiempo.


Es ahí, en esa dimensión
desconocida, perturbada
por sonrisas trastornadas
de manicomios y asilos de verdades.
Es en esas manías 
ocultas a la luna
relucientes como el sol
donde te quiero poseer.
Cordura evasiva, locura perpetua
líbrame de tu encanto,
del manifiesto agarre
de la aprehensiva vanidad.


Vida, vieja amiga, difusa enemiga
intenta ocultarme en tu banalidad.


—Ave Literaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s