humanidad

Inventos de la humanidad: los sentimientos

¿Los sentimientos existen por sí mismos o fueron inventados por nosotros? ¿Si no existiera la humanidad existirían los sentimientos?

Como cualquier concepto, los sentimientos son creaciones verbales de la humanidad para darle forma y aterrizar ideas que no se pueden visualizar. Este tipo de conceptos van desde las emociones hasta las matemáticas.

Parece fácil argumentar que los sentimientos existen porque los sentimos, así como los colores existen porque los vemos y los sonidos también porque los escuchamos. Pero si un árbol se cae a la mitad de un bosque y nadie lo ve, lo va a ver ni lo verá, ¿en verdad ocurrió? Para el árbol en cuestión es absoluta su veracidad, para una persona que no sabe de la existencia del árbol esto no ocurrió.

La verdad depende del ángulo con que se mire. Toda visión parte de supuestos que debemos aceptar como sociedad para poder partir de esa base y formular un modelo coherente. Los sentimientos parten del supuesto de que todos sentimos lo mismo, de que nuestras experiencias son semejantes y por lo tanto comparables. Asumimos que nuestra visión del azul es igual para todos y no nos detenemos a pensar en que podríamos verlo de forma diferente y experimentarlo de forma diferente porque al final del día todos estamos de acuerdo en llamarlo azul.

Si la humanidad no existiera los sentimientos seguirían existiendo, aunque podrían pasar desapercibidos. Nosotros hemos analizado estas sensaciones, las hemos catalogado y llegamos a un acuerdo social para entenderlas como emociones. El resto de las especies parecen poder sentirlos, pero no los analizan como nosotros, para ellos las emociones se quedan en el nivel instintivo que producen acciones y reacciones. La humanidad ha superado al instinto y ha buscado racionalizar la vida. Por lo tanto nosotros inventamos a los sentimientos, tanto como ellos, y el resto de nuestras experiencias, nos han inventado a nosotros.

Attack on Titan, mis impresiones.

Observaciones sobre Attack on Titan. Disfruté mucho la primera temporada. Los dibujos/animaciones transmiten de una forma muy bella lo que necesitan transmitir para que funcione la historia y, al mismo tiempo, la aprecies como arte. La historia te permite creerla y sentirla como algo viable, hay explicaciones coherente, existe un orden y una organización, en su sociedad, con la que te puedes identificar.

Hubo dos elementos que llamaron mi atención. El primero es la religión. Las personas religiosas creen que los muros son la obra de Dios y los consideran deidades. Al principio me molestó esto porque lo sentí ridículo, ¿quién podría creer que un muro es una deidad? Conforme fui avanzando en la historia reflexioné mucho sobre la fe de la gente en la historia y sus creencias. Después de pensar en las religiones que existen hoy me di cuenta que la idea de que la gente crea en un muro no es ridícula. La historia inicia cien años después de los últimos ataques de titanes y si una sociedad ha vivido cien años sin ataques y ven al muro como su máxima defensa y no vieron al muro ser construido, no hay un registro de su construcción, no se estudia la historia de la humanidad y cómo llegaron ahí y cuándo se levantaron los tres muros, en ese caso el paso de las generaciones va olvidando detalles sobre su historia y se podría llegar al punto en el que algunos piensen que los muros siempre han existido y que los hizo Dios, así es viable que consideren a los muros deidades. Esto es una gran representación de lo que es una religión y de la evolución de las mismas.

El segundo detalle muy interesante de la historia es la crítica de la sociedad a los soldados que arriesgan sus vidas para protegerlos. En diferentes momentos se ve la bipolaridad de los ciudadanos, en un momento los consideran héroes y al siguiente se quejan del derroche de sus impuestos que no están sirviendo mas que para alimentar a los titanes o financiar expediciones militares que no llevan a nada. Las primeras veces que vi esa reacción de los civiles dentro de los muros, me indigné, ¿cómo se pueden molestar con las personas que están buscando acabar con la amenaza que podría eliminar a la humanidad? Esta es una de las claves de la historia. La humanidad, incluso en los momentos más complicados y al borde del exterminio, no puede unirse del todo; los intereses de algunos están encima de los intereses de otros, valoran más la parte económica que su libertad o como dice Eren “el vivir como ganado”. Es triste ver esto porque te hace pensar que es cierto y la humanidad podría ser así siempre, hasta en sus momentos más vulnerables. Los acaudalados siguen pensando que son mejores que el resto y que merecen trato especial; la gran mayoría busca su propio beneficio y bienestar sin pensar dos veces en el de la mayoría, la corrupción penetra cualquier organización y cualquier momento; el miedo congela y hace olvidar la compasión, la empatía y la hermandad.

Attack on Titan es un muy buen anime que tiene elementos complicados, difíciles de asimilar y molestos, pero son así porque ilustran nuestros defectos como sociedad.