poema de amor

Escaleras que no llevan a nada

Entre la turba
y el páramo sin nadie

tú desnuda, bañada
rodeada de penumbra.
Ilusiones que sólo desgastan
nada menos que nada.

Palabras con vida propia
como pedernales alrededor.
Concédeme el silencio
de tu orgasmo concebido.

Invades mi impetuosidad
floreciendo en llamas.
Senderos de humedad
colapsando mis noches.
Dame el derecho a destruirte
traficando tu vergüenza.
Atraviesas nuestro lugar
cosechando mi candor.

Escaleras que no llevan a nada
las puertas de tu corazón.
-Ave Literaria

De la noche

Te quiero
nada
menos que nada.
La noche que nos llega
de la nada.
Para ti, para nadie
en la noche que no llega
nos envuelve.

Al borde la locura 
se yergue,
indivisible
en el centro del que ama
nada, menos que nada.

Viene una palabra
de ningún sitio
en la noche
de la nada.
La noche que aún no viene
nos envuelve.
Ven de ningún sitio
de mi nada
del te quiero
garabateado
en el muro
de la noche.
-Ave Literaria

Océano azul

Aunque esté lejos
me quedaré
justo allí
en el anochecer.
Podrá ser tarde,
podré estar lejos
pero he corrido
y sé que estoy enamorado.
He corrido
hacia el atardecer
y me quedaré.
¿Me esperarás?
¿Qué dirás?

¿Qué te he hecho?
Los caminos que conocía.
Los senderos que recorría.
Las verdades que veía.
Océano azul,
hermoso atardecer.
¿Me esperarás?
Aunque estoy lejos
¿Me querrás?
Sé que me quedaré,
y sé que estoy enamorado.
Te sorprenderé
junto a ti
permaneceré.


-Ave Literaria

Desasosiego

Te inhalo
Te apaciguo, te acuño en mí.
Te pasmo, sacudo tu interior
agito la luz de tu intimidad.
Te absorbo, penetro tus poros
hasta dejarte 
en la morada del desastre.
Te beso, te acaricio
hasta el límite del desasosiego.
Desafío al cielo,
en tu mirada incinerada.
Te alzo a nada y a nadie,
hasta el límite del lamento.
Te entrego,
a la merced del errante
morir genital.
 

Imagina

Imagina, 
la testaruda
imagen que acampó 
en la sordidez 
de tu cariño.

Imagina,
la terca
persona que no será
lo que esperabas.

Imagina,
incluso ahora,
no se arrepiente
de no haber estado a la altura;
incluso ahora
se jacta, sin lamentos
de haber fallado.

Imagina,
la ilusión
de los maldecidos,
el humilde silencio
del olvido.

Imagina,
sé lo que te digo,
batallar
con otro tronco resucitado,
a tus pies enajenado.

Imagina,
otro amor fracasado.

-Ave Literaria

Temo encontrarte amor

Temo encontrarte amor
Y no saber reconocerte
 
Temo encontrarte amor
Y no saber apreciarte
 
Temo encontrarte amor 
Y no estar preparado
 
Temo encontrarte amor
Y no poder enamorarte
 
Temo encontrarte amor
Y no volver a verte
 
Temo encontrarte amor
Y no saber quererte
 
Temo encontrarte amor
Y no ser suficiente
 
Temo encontrarte amor
Y parecerte ordinario
 
Temo desearte amor 
Y no apaciguarme
 
Temo quererte amor
Y amarte en silencio
 
Temo olvidarte amor
Sin encontrarte
 
Temo perderte amor
Sin conocerte
 
-Ave Literaria